NOSOTROS     PROYECTOS   MEDIOS   ESPIRITUALIDAD   ENLACES   CONTACTO
       
     
  Sobre Nosotos...    
 


Corriente Naranja es una organización argentina que colabora, coordina y apoya a los actores sociales y políticos que promueven políticas públicas pro familia y toda acción política o social de conformidad al orden natural. Como movimiento social también sustenta la formación de una agrupación política para dar cumplimento a su misión.

Recibe apoyo de la Fundación Gospa y de particulares que colaboran anónimamente.

Los cuatro pilares de Corriente Naranja son la defensa del derecho a la Vida, la Familia natural, la Educación y el Bien Común.

Y el 20 de noviembre de 2010 "Día de la Soberanía Nacional", en asamblea de fundación, constitución y designación de las autoridades promotoras, constituimos la agrupación política, adoptamos el nombre y sancionamos la declaración de principios, el programa o bases de acción política y la carta orgánica de la agrupación política.

       
  DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS: (Actualizado (20/11/2010)  
 


"La Corriente Naranja en el entendimiento que los cristianos, actuando como ciudadanos individualmente, o como en el caso, de manera asociada, constituyen una fuerza beneficiosa y pacífica de cambio profundo, declara:

1.- Que la familia, la única, la de orden natural, es célula básica de la sociedad y por ende una institución social que no se puede ni se debe sustituir. Que como tal tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado. Que desafíos como las amenazas a la supervivencia, la cultura de la muerte, la violencia, la desprotección, el subdesarrollo, el desempleo, las distorsiones de los medios de comunicación, entre otros, sólo se pueden afrontar con éxito desde una concepción de derechos humanos que se desplieguen a través de la familia, transformando la sociedad que en ella y por ella se genera. Que promover en el ser del hombre su proyecto existencial implica reconocer su realidad personal y la dignidad que le es connatural y para alcanzarlo se impone la valorización de la familia y de los distintos miembros que la componen. Que en estas condiciones la familia hace a la dignidad de la persona humana.

2.- Que el derecho a la vida es desde la concepción hasta la muerte. Que la inviolabilidad de la persona encuentra su primera y fundamental expresión en la inviolabilidad de la vida humana. Que el derecho a la vida es condición para todos los otros derechos de la persona y por tanto debe ser defendido con la máxima resolución como derecho primero y fundamental. Que en esa inteligencia la defensa de la vida humana deviene en la defensa del resto de los derechos humanos. Que el aborto es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia -que va de la concepción al nacimiento- y tiene los agravantes de premeditación, ventaja y alevosía, contra una criatura débil, inocente que no puede defenderse y que está totalmente confiada a la protección de su madre (Evangelium vitae n 58). Que el derecho a la vida desde la concepción hace a la dignidad de la persona humana.

3.- Que la educación es un derecho insoslayable y debe ser garantizado a todos los habitantes de la Nación. Que la educación es fuente promotora del desarrollo material, cultural y espiritual de la persona. Que la educación importa la práctica de la virtud y el ejercicio de la voluntad tendiente al logro de una sociedad sana. Que en estas condiciones la Educación hace a la dignidad de la persona humana.

4.- Que el bien común abarca el conjunto de aquellas condiciones de la vida social, con las cuales los hombres, las familias y las asociaciones pueden lograr con mayor plenitud y facilidad su propia perfección (Mater et Magistra). Que los principios de subsidiariedad y solidaridad son fundamentales. Que en tal sentido el Estado debe promover, facilitar y respetar la iniciativa privada, el sentido social de la propiedad y la inventiva y espíritu empresario. Que toda intervención debe ser razonable, acotada y excepcional. Que de ese modo entendido el Bien Común hace a la dignidad de la persona humana.

5.- Que los cuatro puntos precedentes hacen a la esencia de la agrupación política conformando su base como pilares innegociables del mismo. Que ninguna disposición ni norma futura puede ser contraria al espíritu y a la letra de esta declaración. Que la preservación de la seguridad jurídica cimentada en el respeto de estos principios y en la razonable reglamentación de los mismos se considera un valor esencial. Los abajo firmantes y todo futuro adherente al Partido Corriente Naranja suscribimos estos valores fundamentales y nos comprometemos a defenderlos y a apoyar las causas que estén a favor y a oponernos a las que estén en contra, en el convencimiento de que no estamos sujetos a los hombres, sino a Dios y a las leyes."

       
  Los 12 pilares de Corriente Naranja  
       
 

Tenemos cuatro pilares que son la defensa del derecho a la Vida, la Familia natural, la Educación y el Bien Común, conocelos, y conocé también nuestras demás bases.

     
     
       
 

01. DERECHO A LA VIDA

CORRIENTE NARANJA defiende y promocionará tanto a nivel nacional como internacional, el reconocimiento del Derecho a la Vida en todas sus etapas, desde la concepción, en su juventud, en la enfermedad y en laancianidad.
No hay una vida que valga más y otras menos: la del niño y el adulto, varón o mujer, trabajador o empresario, rico o pobre. Toda vida debe ser cuidada y ayudada en su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural, en todas sus etapas y dimensiones. El Derecho a la Vida es el principalderecho humano madre de todo el resto, incluso el más importante porque un atentado con éxito contra este derecho (o sea matar) impide de hecho el ejercicio de todo el resto de derechos de una persona, de la índole que sean.
"LA MUERTE PROVOCADA NUNCA PUEDE SER EL CAMINO DE SOLUCIÓN A NUESTROS PROBLEMAS."
Nuestra corriente abogará por el fomento de una mayor cultura de la Vida y, en este contexto, luchará también contra el narcotráfico, la pornografía infantil, el turismo sexual y el problema de la droga.
También pretendemos atender aquellas adicciones menos cuestionadas socialmente como el tabaquismo, el alcoholismo, la ludopatía y lapornografía, que también requieren la intervención por parte del Estado.
La cultura de la vida implica promover activamente en la sociedad el deporte, no sólo el deporte competitivo sino también el deporte recreativo para el que la inmensa mayoría están cualificados. El deporte forja lapersonalidad, crea personas luchadoras y encierra valores como: el amor ala vida, el afán de superación y la alegría por todo lo bueno que nos ofrece el mundo.
Dentro de defensa al Derecho a la Vida englobamos no sólo los temas referidos a la ecología humana sino también a la ecología ambiental. Argentina puede y debe cuidar el medio ambiente mientras que debe avanzar en la investigación sobre energías alternativas.
Defender el Derecho a la Vida implica también luchar contra la cultura del descarte, que, con una lógica sólo económica, excluye a los enfermos, minusválidos y ancianos.
“DEFENDAMOS LA VIDA, CUIDEMOS LA VIDA, APOSTEMOS SIEMPRE POR LA VIDA”.

02. FAMILIA

CORRIENTE NARANJA hace de la promoción y defensa de la Familia, unión legal entre un hombre y una mujer, con una apertura a los hijos, uno de sus grandes objetivos ya que son pilares para la sociedad.
CORRIENTE NARANJA busca proponer un plan de acción completo y de políticas en favor de la familia, brindándole la necesaria protección económica, social, cultural y jurídica. Busca también hacer realidad la conciliación laboral y familiar, que debe apoyar sobre todo a las parejas jóvenes.
CORRIENTE NARANJA quiere defender el derecho de los niños a crecer en familia, con un papá y una mamá capaces de crear un ambiente idóneo para su desarrollo y su maduración afectiva. Los chicos necesitan madurar en relación con la masculinidad y la feminidad de un padre y de una madre.
CORRIENTE NARANJA busca proteger los derechos de los padres, sobre todo en lo que concierne a la cuestión educativa. Asegurar que en la Argentina, en todos sus programas juveniles y de educación, se respete y promueva el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales y religiosas.

03. EDUCACIÓN

Como La Educación es un derecho insoslayable, CORRIENTE NARANJA luchará porque sea garantizado a todos los habitantes de nuestra nación. La educación es fuente promotora del desarrollo material, cultural y espiritual de la persona. Importa la práctica de la virtud y el ejercicio de la voluntad tendiente al logro de una sociedad sana. En estas condiciones la Educación hace a la dignidad de la persona humana.
Además, creemos que La Educación es una función subsidiaria que, en todo caso, debe amparar y respetar la formación religiosa y moral que corresponde primariamente a los padres, reconociendo de la Objeción de conciencia para padres, profesores y alumnos. Por eso, nuestra corriente hará respetar y hacer posible el derecho de los padres a elegir la Educación que desean para sus hijos. Elección que debe realizarse desde la libertad: libertad económica y libertad de disponer de centros en consonancia con el ideario que consideren adecuado.

04. BIEN COMÚN

CORRIENTE NARANJA quiere promover políticas públicas ordenadas al bien común, centradas en la dignidad de la familia y la persona, de modo tal que aseguren las condiciones culturales, sociales y económicas adecuadas, tanto para el libre ejercicio de sus derechos y responsabilidades, como para que se alcance pleno desarrollo. (En cuanto a vivienda, infraestructuras sanitarias, de salud, espacios verdes y ciudades habitables, recuperación de zonas urbanas, transporte, justicia, educación, trabajo, deportes, etc...)
CORRIENTE NARANJA busca combatir las consecuencias de la pobreza, introduciendo acciones que aspiren a ayudar a todos los que se vean afectados por ella, y asegurar el ejercicio efectivo del derecho a la protección frente a la pobreza, enfermedad y exclusión social. Promover estrategias y medidas encaminadas a evitar la aparición de la pobreza y/o de la exclusión social, con especial dedicación a las áreas desfavorecidas.
Nuestra corriente además buscará la integración de las personas en situación de calle y de los grupos marginales superando la mera ayuda asistencial.
Esta corriente reconoce el valor de los jóvenes como un tesoro fundamental para nuestro país. Hay que crear condiciones para que participen de manera plena en la toma de decisiones, en los procesos democráticos y en la creación de una sociedad más cohesionada, próspera y justa. Promover estrategias y planes de acción para una mayor integración de los jóvenes en la sociedad a través de una ciudadanía activa, abierta al diálogo social y a las oportunidades de empleo que ofrece la economía sostenible.
Para la CORRIENTE NARANJA el Estado debe proporcionar un sistema legal adecuado para que los sujetos sociales puedan ejercer de manera libre sus diferentes actividades, y debe estar lista para intervenir, cuando sea necesario, respetando el principio de subsidiariedad. La comunidad política y la sociedad civil, aunque estén relacionadas y sean interdependientes, no son iguales ni en la jerarquía ni en los fines. Las actividades de la sociedad civil (sobre todo todas las organizaciones voluntarias y cooperativas de ámbito privado-social, conocidas como “tercer sector”) son el vehículo más adecuado para desarrollar la dimensión social de la persona, que encuentra en estas actividades el espacio necesario para expresarse de manera plena y eficaz.
Además, CORRIENTE NARANJA defiende la libertad religiosa y reclama el respeto a las confesiones religiosas y en particular a la Iglesia Católica por su gran presencia en el país. Se opone frontalmente al laicismo intolerante.
Y CORRIENTE NARANJA defiende la participación ciudadana y los derechos de reunión y manifestación.

05. VALORES CRISTIANOS

En CORRIENTE NARANJA nos orientamos de acuerdo a la imagen cristiana del ser humano y su dignidad inviolable, y, con esa base, hacia los valores fundamentales: libertad, solidaridad y justicia. Perseguimos una correcta interrelación entre los valores fundamentales.
La comprensión cristiana del hombre nos proporciona el fundamento ético para una política responsable. Sin embargo, estamos conscientes de que de la fe cristiana no se deriva ningún programa político determinado. La CORRIENTE NARANJA está abierta a toda persona que reconozca la dignidad, la libertad, y la igualdad de todos los seres humanos, y que afirme las convicciones básicas que de ello se desprenden. Sobre este fundamento se erige nuestra actuación colectiva en nuestra corriente.
En un mundo cambiante nuestra misión es concebir a los valores y a la realidad en concordancia, y actuar en consecuencia. Reconocer la falibilidad del ser humano nos protege del peligro de ideologizar la política, y nos revela cuáles son los límites de ésta.
Queremos impulsar a la Argentina fortaleciendo los valores y virtudes cívicas que en el pasado hicieron exitoso a nuestro país y a muchos otros de raíz cristiana.

06. DESARROLLO ECONÓMICO-HUMANO

El desarrollo económico debe ir hacia un orden social justo basado en el desarrollo de las personas, a través de políticas de ayuda para una auténtica igualdad de oportunidades e inclusión social.
Creemos en las políticas de apoyo y protección a la empresa argentina.
El Desarrollo Económico debe ir hacia un orden social justo basado en el desarrollo de las personas, a través de políticas de ayuda para una auténtica igualdad de oportunidades e inclusión social.
Creemos en las políticas de apoyo y protección a la empresa argentina y la productividad diversificada y sustentable.
Y queremos un país verdaderamente federal: teniendo por objetivos lograr criterios de eficiencia gubernamental y solidaridad en la distribución impositiva de nuestro país.

07. SUFRAGIO EN TEMAS FUNDAMENTALES

CORRIENTE NARANJA acepta el principio democrático como base del régimen político sin renunciar a señalar las deficiencias y contradicciones aspirando a su corrección.
Actuará en defensa de la sociedad civil promocionando la apertura de nuevos cauces de representación política, dando voz a la ciudadanía como sufragio ante el abordaje de grandes cuestiones nacionales y el desarrollo de mecanismos que permitan exigir responsabilidades ante el incumplimiento manifiesto y consciente de las promesas contenidas en el Programa electoral.
Nuestra corriente reclama que el pueblo decida directamente con consultas populares vinculantes las cuestiones morales como el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo, o cuando el gobierno de turno quiera cambiar nuestras costumbres y tradiciones profundas tratando de “refundar” nuestro país.

08. PROTECCIÓN AL HABITANTE Y UNA SOCIEDAD DE OPORTUNIDADES

El ideal de CORRIENTE NARANJA para la Argentina es que sea una sociedad de oportunidades, donde los ciudadanos vivan libres y seguros. Ella representa el respeto al desempeño y al éxito. Y pretendemos su arraigo en el centro social, para que disfruten de sus beneficios también quienes hasta ahora han estado excluidos. Las claves para obtener mejores oportunidades en el mercado de trabajo se encuentran sobre todo en oportunidades de formación iguales y en continuar aprendiendo durante toda la vida.
Creemos que para que la Argentina sea una sociedad de oportunidades debemos ocuparnos en forma urgente de la desnutrición infantil, de la gente durmiendo en la calle, del hacinamiento y abuso, la violencia doméstica, el abandono del sistema educativo, de las peleas entre “barrabravas”, los niños limpiando parabrisas de los autos, los migrantes no acogidos y de la destrucción de la naturaleza.
Para que el habitante se sienta realmente protegido, nuestra corriente entiende que es preciso que el ciudadano sienta que la ley antepone sus derechos a los derechos del “delincuente” y para ello queremos una seguridad preventiva eficaz a través de una coordinación efectiva entre las distintas fuerzas y la aplicación de un nuevo modelo de despliegue de la Policía, conforme a la nueva realidad urbana y rural. Es por eso que CORRIENTE NARANJA propugna una profunda reforma de las políticas de reinserción y el máximo rigor punitivo en los casos de narcotráfico, tráfico de personas, proxenetismo, patoterismo, violación o agresión contra la dignidad de la mujer, de la infancia o de las personas por nacer.
CORRIENTE NARANJA pregona que toda persona tiene derecho a la solidaridad y obligaciones con respecto a ella, y contribuye con su trabajo y su desempeño a que la comunidad pueda interceder por el individuo. Nos declaramos partidarios de esta responsabilidad recíproca. Formas elementales de solidaridad son la ayuda y el respaldo en la convivencia directa y personal; en la familia, entre amigos y vecinos y en comunidades de particulares. Sin embargo, en cualquier ámbito donde las fuerzas del individuo se vean rebasadas, la comunidad y el estado tienen la obligación de ayudar.

09. DERECHOS HUMANOS Y CÍVICOS

CORRIENTE NARANJA busca promocionar y defender los Derechos Humanos como inherentes a la naturaleza del hombre y exentos de toda carga ideológica con independencia del reconocimiento estatal pues son anteriores a la creación del Estado. Su fundamento es la común pertenencia a la idéntica naturaleza humana.
Para nosotros, el hombre es creado por Dios a su imagen y semejanza. De manera consecuente con la imagen cristiana del hombre, hacemos profesión de su dignidad inviolable. Todos los seres humanos tienen la misma dignidad, independientemente de su sexo, color de piel, nacionalidad, edad, convicción religiosa y política, discapacidad, salud y capacidad de rendimiento, de sus éxitos o fracasos y del juicio de otros. Respetamos a cada ser humano como persona única e indispensable en todas las fases de la vida. La dignidad del hombre –también del no nacido y del moribundo- es inviolable.
“DIGNIDAD DEL HOMBRE Y DERECHOS HUMANOS SE IMPLICAN MUTUAMENTE, PUES FORMAN UN TODO INDISOLUBLE. LOSDERECHOS HUMANOS SE ORIGINAN EN LO MÁS ÍNTIMO DE LA PERSONA Y, AL MISMO TIEMPO, SU RECONOCIMIENTO ES EL CAMINO MÁS DIRECTO PARA RESPETAR ESA DIGNIDAD.”
Creemos que donde se menosprecia el derecho del hombre a una vida digna, donde se reprime la libertad de los individuos, de determinados grupos o de pueblos enteros, ahí imperan la violencia y la discordia. Por eso abogamos por el respeto de los derechos humanos y cívicos, y por derrotar a la miseria social y económica. Con ello hacemos una contribución a la paz entre los pueblos y a favor de un mundo más justo.
CORRIENTE NARANJA luchará especialmente para que se reconozca la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, buscando respetar y promover la libertad de actuar conforme a la conciencia de cada uno.

10. LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

La corrupción, tanto pública como privada, es un verdadero “cáncer social” causante de injusticia y muerte. Desviar dineros que deberían destinarse al bien del pueblo provoca ineficiencia en servicios elementales de salud, educación, transporte. Estos delitos habitualmente prescriben o su persecución penal es abandonada, garantizando y afianzando la impunidad. Son estafas económicas y morales que corroen la confianza del pueblo en las instituciones de la República, y sientan las bases de un estilo de vida caracterizado por la falta de respeto a la ley. A ello se agregan mafias del crimen organizado sin freno dedicadas a la trata de personas para la esclavitud laboral o sexual, el tráfico de drogas y armas, los desarmaderos de autos robados, etc.
CORRIENTE NARANJA está firmemente decidida a luchar contra la corrupción y entre otras medidas abogará por la implantación de que los mandatos de gobernantes, en todos los niveles (nacional, provincial y municipal) deban ser de sólo un período no reelegible.

11. DEFENSA NACIONAL Y PATRIOTISMO

Nacimos en esta tierra argentina y la compartimos con miles de personas que han venido a vivir aquí. Pero la patria no es sólo un lugar. Estamos ligados a ella por elementos jurídicos, históricos y afectivos. El patriotismo significa vivir ese amor con gratitud, civilidad, creatividad y esfuerzo.
Creemos que los buenos patriotas no son intolerantes, aceptan las derrotas y las críticas constructivas para corregir errores. Además, saben reconocer el valor de otras naciones y culturas. Después de todo, más allá de la patria todos formamos parte de la humanidad y somos ciudadanos del mundo. No creemos que nuestro país sea el mejor lugar del mundo, creemos que el lugar donde nacimos se merece todo el amor del mundo.
Para CORRIENTE NARANJA el amor por la patria no se limita ni se detiene en los grandes momentos de nuestra historia, es un sentimiento vivo que todos los días los millones de habitantes debemos poner en práctica constantemente. El primer paso es saber quiénes somos, conocer la historia y la cultura Argentina. El segundo, reconocer cuál es el patrimonio que tenemos como país (desde los recursos naturales hasta las construcciones y el carácter de la gente, su ingenio y resistencia. El tercero es usar esa identidad y ese patrimonio para el bien común: luchar para que todos tengan acceso a las mismas ventajas y oportunidades, reconocer en cada habitante del país a una persona llena de dignidad, indispensable para Argentina.
Defendemos la soberanía y la indisoluble unidad de Argentina, asentada en la unidad de historia, de convivencia y de destino, unidad que no se asienta en la uniformidad, sino en la riqueza de la diversidad de nuestras provincias y pueblos.
Respecto de la Defensa Nacional, nuestras Fuerzas Armadas no sólo deben estar suficientemente preparadas para garantizar la soberanía e independencia de la Nación Argentina hoy, sino también tenemos que aprender a evaluar el carácter de las amenazas futuras y estar preparados.
Los militares, por su parte, tienen que contar con un paquete completo de garantías sociales que se adecúen con su enorme responsabilidad.
Creemos que al elaborar la política de defensa de las Fuerzas Armadas debemos orientarnos en las tendencias modernas en el arte militar. Perder el pulso de estas tendencias significa ponerse en una posición de antemano vulnerable, significa poner en peligro al país, las vidas de nuestros soldados y oficiales y significa en definitiva poner en peligro la libertad de todo el pueblo argentino.
Por todo esto CORRIENTE NARANJA promocionará el amor a la Patria y a sus símbolos, así como la defensa del patrimonio material, natural y espiritual de la Argentina.

12. COMPROMISO ÉTICO DE ACCIÓN

El compromiso de acción de la Corriente Naranja está orientado por la preeminencia de los valores éticos y morales dirigidos a la constante y perpetua búsqueda del Bien.
Los objetivos señalados en el Preámbulo de la Constitución Nacional legada por nuestros padres fundadores tienen plena vigencia y constituyen el marco de referencia y la guía de la actividad política: constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad.
El sistema político representativo, republicano y federal forma parte de nuestra organización política y por eso creemos que es necesario mejorar los sistemas de representación para que puedan acceder a los cargos públicos ciudadanos honestos e idóneos elegidos en sufragios libres.
Para fortalecer los principios republicanos debe haber un sistema jurídico que garantice la preservación de los derechos y que los mandatos deben ser de sólo un período no reelegible.
Con respecto al sistema federal, entendemos que es necesario reforzar el rol de las provincias, de las regiones, descentralizando funciones y presupuesto, y poniendo énfasis en un Gobierno Nacional que consolide a la Nación Argentina como una unidad de destino en la que las Provincias se integran en un todo.
La actividad política y administrativa del Estado debe ser eficiente y su costo el menor posible. Para ello es esencial disminuir el gasto público y aumentar la efectividad del aparato estatal, en todas las estructuras ejecutivas, legislativas y judiciales.

       
Nuestro email: fundaciongospa@gmail.com
Copyright www.gospa.org © 2012
Todos los derechos reservados
Diseño:MLCS